Archivo de la categoría: Libros

Salven a Clark Kent

Este libro fue publicado en 2005 por la editorial Corregidor.

Actualmente no existen ejemplares disponibles en la editorial.

 

El periodismo muere sin dar noticia de su muerte. Trabaja para sumar más desconfianzas, odios y temores, dedicando su tiempo a la construcción de vanidades y a la producción de naderías.

El periodismo tal y cual fue concebido originalmente desaparece junto con el periodista. En su lugar, un personaje fatuo y banal, yergue sus vanaglorias y ramplonerías por encima de un mundo que, quizá como nunca en su historia, demanda una inteligencia mejor para salir de la trocha de su destino ruinoso. Ese personaje no es un individuo, sino una cultura desgraciada que pringa aquí y allá sin nadie que se libre totalmente de la mancha.

Muñecos maquillados y veleidosos, traficantes de influencias, manipuladores intelectuales y espirituales, fabricantes de escándalos o simplemente estúpidos engreídos, los personajes en los que encarna buena parte del periodismo contemporáneo se están devorando los últimos restos de prestigio.

«Salven a Clark Kent» es por momentos un grito, un color de mofa, una exhortación ética o una vivisección preciosa del estado de una de las profesiones imprescindibles para el sostenimiento de las democracias.

Tato Contissa diapositiva en las trescientas tomas de este libro la cara maquillada del cuarto poder, sus pequeñas miserias, su fatalidad, y la puerta por la que puede escaparse su destino hasta ahora inexorable.

Con relato de novela negra, ensayo y aguafuerte, los aforismos de «Salven…» recorren ocho años de trabajo en la detección de las diversas formas de manipulación que constituyen el repertorio con el que «el periodismo hegemónico» se ofrece al poder, casi obscenamente, como herramienta para su consagración.

Un libro imprescindible para iniciar la verdadera discusión.

Salven a Clark Kent

El juego del ahorcado

Este libro fue publicado en 2002 por la editorial Corregidor. Actualmente no existen ejemplares disponibles en la editorial.

¿Es posible que se produzcan hoy victimizaciones mediáticas, como en el medioevo se produjeron las quemas de brujas en la plaza pública? ¿Cuáles son los mecanismos que intervienen en la cosntrucción de una victimización de esta naturaleza? ¿Los medios pueden matar? ¿Cómo y por qué matan los medios? ¿Casualidad o premeditación? ¿Qué persigue ese poder? ¿Justicia por mano propia o simple perversión y lujuria de poder?

Con trazos de óleo grueso y colorido, Tato Contissa compone un cuadro que patentiza a la sociedad contemporánea con lugar en la Argentina. Los traicioneros telones cortesanos de la política en general y del menemismo en particular, las consecuencias de la despolitización de la sociedad argentina de los últimos treinta años, la farandulización de la política y el asalto de los medios al poder económico y sus apetitos por quedarse con la totalidad de la mediación social, y loa pérdida de la medida del rol profesional del periodismo son algunas de las avenidas por donde transita el relato, a veces novelesco, a veces periodístico y otras con aguzado tinte sociológico.

El caso Grosso y el complementario caso Dreyfus son las piedras de toque sobre las que se procede a a descripción de un proceso que se está haciendo recurrente en la Argentina del nuevo siglo: el de la victimización social mediática. El político como el judío contemporáneo, la incapacidad social para asumir la responsabilidad de la derrota, las tácticas demagógicas de los medios y la muerte de la política arman las reglas de un juego en el que ya se están agotando los condenados y que amenaza con lanzar sus cargas de violencia sobre los propios jugadores.

Tanto como si las víctimas tomadas sean o no inocentes, y a la sombra de un nuevo patíbulo, los nombres de personajes destacados del periodismo, el mundo empresario, y la política proyectan sus figuras chinescas sobre la construcción de una realidad mediatizada en la que la verdad parece no tener ninguna importancia. Yabrán, Cavallo, Hadad, Bauzá, Gelblung, Manzano, Lanata, Menem, Neustadt, Rodríguez Saá, enhebran en un libro que desnuda parte de la historia contemporánea de los argentinos.

El Juego del Ahorcado es una sonda lanzada al interior mismo de la sociedad mediática, una demostración del cómo somos, un manifiesto de reclamo a la ética periodística, y, al mismo tiempo, una hermosa aventura literaria.

El Juego del Ahorcado

Macanas Puras

Este libro puede adquirirse actualmente en Editorial Punto de Encuentro: Macanas Puras – Punto de Encuentro

Fue publicado en 2009.

Una lectura amable de los relatos y reflexiones de tato Contissa nos lleva a una primera comprobación ajena a esas frivolidades y pobrezas típicas del presente: hay en ellos una interrogación, la de situaciones, personajes y escenarios que son definitivamente argentinos.

Estas macanas pueden imaginarse como comentarios para ser leídos frente a un micrófono.

Para mi gusto, al principio, después de la señal, en seco, sin tanda, cortinas, separadores ni presentaciones, a fin de lograr atención, que es como tener al oyente en un puño, obligado a escuchar cuando todo lo condiciona a estar sordo. En este reino actual del conductivismo, el pensamiento de Contissa recuerda, remite pero también continúa a Mordisquito y a Wimpi, lo que resulta políticamente muy incorrecto para el pensamiento único y muy necesario hoy en día para que la sociedad sacuda su modorra.

Sin caer en el lugar común de que pintar la aldea es pintar el mundo, las reflexiones de Contissa, que a veces son relatos, se refieren a cierto Ser en el sentido heideggeriano, cierto Sein y también ciertos seres propios de una Argentina que en gran medida ya no existe, y sin embargo existe.